• Bolivia

Espiritualidad

Jesús Maestro, Camino, Verdad, y Vida

“La Familia Paulina aspira a vivir integralmente el Evangelio de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida, en el espíritu de San pablo, bajo la mirada de la Reina de los Apóstoles”. “Este es el gran secreto de la vida espiritual: configuración con el Divino Maestro. Aquí está la fuente el camino y la corona de nuestra vitalidad y expansión” Beato Santiago Alberione.

Jesucristo es centro y fin de nuestra vida como cristianas, consagradas y paulinas. Él es CAMINO que nos lleva al Padre; y en el camino lo seguimos como discípulas y misioneras. Él es la VERDAD que los simples y humildes comprenden en su corazón, que responde a los anhelos más humanos y profundos. Él es la VIDA, escondida en lo surcos de la cotidianidad, alimentando nuestra existencia con sus sombras y luces.

SAN PABLO

“Todos deben considerar a San Pablo como padre, maestro, modelo y fundador. Él lo es de hecho. Por él la Familia Paulina nació, él la alimenta, y la hace crecer, de él aprende el espíritu.” Beato Santiago Alberione

La vida y las enseñanzas de Pablo apóstol que “viviendo en la intimidad de su Señor se desvivió para anunciarlo a los pueblos”, forma la trama de nuestra espiritualidad “De este gran apóstol aprendemos a vivir en Cristo llenas de agradecimiento, de sensibilidad universal que nos hace abiertas, disponibles a todas las naciones y a lanzarnos constantemente hacia la meta.”

Apóstol universal, se hizo todo para todos. Jamás negó sus raíces judías, pero tuvo la mentalidad amplia para saber lanzarse a las fronteras del mundo. Reconoció en cada cultura la semilla de la Buena Nueva y quiso compartirla con todas las personas.

MARÍA REINA DE LOS APÓSTOLES

“A este mundo pobre y orgulloso no se le puede dar ninguna riqueza más grande que Jesucristo. María dio al mundo la gracia en Jesucristo; y sigue ofreciéndoselo en los siglos. Ella es mediadora universal de la gracia, y en este oficio es madre nuestra. El mundo tiene necesidad de Jesucristo, Camino, Verdad y Vida. María lo da por medio de los apóstoles y de los apostolados, que ella suscita, forma, asiste y corona de frutos y de gloria en el cielo.” Beato Santiago Alberione.

María es apóstol que anima e intercede, es discípula que acoge, conserva y cumple la Palabra, la Maestra que guía y forma en el apostolado.

Las Paulinas, mujeres consagradas “recorremos nuestro itinerario de fe con María Reina de los Apóstoles, a ella le pedimos que nos introduzca en la escuela de Jesús Maestro”, pues en ella vemos “realizada de modo ejemplar la donación integral a Dios y a los hermanos”.